top_edwige_dassonville
Acogida
Presentación
Realizaciones
Publicaciones
Seminarios
Debates
Contactos
Untitled Document
Untitled Document

Una experiencia municipal: El CCEFR en Montreuil-sous-bois

 
 
En febrero de 2003, Jean-Pierre Brard, Diputado-alcalde de Montreuil, cuarta ciudad de la cintura parisina, inauguró el « Centro Cívico de la Cuestión Religiosa ».

La idea de creación del CEFR , asociación (ley 1901) fue insuflada por el profesor Mohamed Arkoun, especialista de la historia del pensamiento islámico y miembro de la comision encargada del informe sobre la laicidad. El sabio encontró en varias ocasiones al politico y en particular en un colocio sobre el tema del « Conosimiento del islam » organizado en 1992 por el ayuntamiento de montreuil en el cual habia sido convidado el cientifico.

Porque pensaba el universitario que la sola construcción de una mezquita no podia participar a la integración de las poblasiones musulmanas, él sugirió a Jean-Pierre Brard que habia que dar a la gente al mismo tiempo la posibilidad de acceder al conosimiento de las religiones desde un punto de vista critico para que se aceptaran los unos a los otros y respetaran el « Vivir Juntos ».

Asi el principio del CCEFR habia nacido y fue incluido en un informe de politica publica local elaborado en el 2001 apuntando una organización global de los cultos en un espíritu de equidad.

Este plan de política local consta de varios elementos:

 la obligación de asociciones musulmanas y judías a federarse asociación (ley 1905)
 La construcción de una mezquita
 La construcción de una sinagoga
 La creación de un cementerio musulmán
 Encuentros interreligiosos entre los representantes de las difirentes comunidades y el Alcalde
 Y la creación del CCEFR

Este último debía ser un instrumento para amplificar una actividad pedagógica de la cuestión

religiosa de dos niveles en el respeto del principio de la laicidad. Por una parte, se le propone a un público ancho unas conferencias en forma de debates y por otra parte uno ciclos temáticos de clases al principio destinados al profesorado, éstos presentan una visión comparada de las religiones monoteístas. El conjunto de las intervenciones se desarrolla en la misma alcaldía y no en una sala con vocación asociativa.

Para organizar estos encuentros, el CCEFR se compone de tres figuras: política, científica y civil:

-Jean-Pierre Brard relevado por una persona encargada de la cuestión religiosa subvencionada por el ayuntamiento; realiza el apoyo logístico de las activadades de la asociación.
-Un consejo científico presidido por el señor Arkoun reúne a ocho universitarios « deseando comprometerse en la ciudad » expertos en unas discplinas relativas a las religiones. Esta asociación determina los temas estudiados para los cuales intervienen a veces los propios cientificos.
-Una oficina de proyectos compuesta de cinco personas voluntarias y encargada del.

En el 2003 la asociación recibía subsidios del ayuntamiento; ahora disfruta de otras fuentes de financiación: los ingresos recibidos por las clases, las relaciones con otros ayuntamientos, materiales didácticos sobre la cuestión religiosa mandados por el Instituto Universitario de Formación de los Maestros de Creteil y una subvención otorgada por el Consejo General del 93. Sin embargo el ayuntamiento sigue encargándose de la mayor parte de la financiación del CCEFR, lo que plantea a lo mejor el problema de la neutralidad del poder público local para la adminstración de los problemas relativos a los cultos.

Se podria presentar esta creación como un proyecto piloto en el sentido en que el municipio se presenta como el iniciador y sitúa al CCEFR al mismo nivel que las otras asociaciones civiles que reciben subvenciones públicas. La explotación del ámbito religioso en la política pública local con fines de mediación social no es un hecho nuevo sino que es la forma seguida por este enfoque y que parese ser innovadora.

Despúes de esta breve presentación y al cabo de tres años de experiencia¿Cuál es el primer balance que se puede hacer de lo experimentado?

Primero los objetivos iniciales relacionados con el público aludido aparecen de momento dificultosos:

vienen a clase una docena de personas en mayoria son desempleados y estudiantes; además las conferencias ya no conocen el mismo éxito: los doscientos oyentes se reducen ahora a unas cincuenta personas jubiladas en mayoria. Sin embargo sacando provecho de la presencia de los universitarios, el ayuntamiento ha favorecido unas intervenciones puntuales en los establecimientos escolares y unas formaciones dirigidas a los agentes del servicio público.

Si existió el encuentro entre el « Sabio y el Politico », por su lado la institucionalización del CCEFR a lo mejor ha frenado el encuentro con el público.

El CCEFR ilustra las dificultades del poder local para establecer un diálogo con las poblaciones marginalizadas afectadas por el desarrollo social y politico del « Vivirjuntos ». ¿Están listos los universatorios « deseando compromterse en la ciudad » para moverse en los barrios con el fin de encontrar a la población in vivo ?

¿Dónde? ¿Cómo? ¿Con quién? ¿Sobre qué temas? Aqui están los interrogantes pendientes.

¿Cómo fomentar una verdadera proximidad para debatir sobre cuestiones relativas a la vida cotidiana y a la cuestión religiosa y por lo tanto integrar el CCEFR en la realdidad social?

Esta asociación sigue prometedora y ha originado con una serie de experiencias un terreno fertil a punto de ser explotado. Queda por saber lo que van a decidir el ayuntamiento y el conjunto de los actores para que evolucione el CCEFR.



* Note: Site Web du CCEFR, www.ccefr.org, page d’accueil, Edito.2003

Edwige Dassonville arquitecta DPLG titular de un DEA de Sociologia Politica, ENS Cachan Revista « pouvoirs locaux », les Cahiers de la Décentralistation, N°69 II, Mai 2006-p.120
 
 

contact edwige dassonville
  21, rue Trousseau - 75011 Paris
Tel : 33 (0) 1 43 38 00 62 Fax : 33 (0) 1 43 38 00 87
  Email:   contact.edaa@orange.fr
textos e imagenes :   Copyright © Edwige Dassonville